Degeneración macular asociada a la edad

 

Degeneración macular asociada a la edad

 

degeneracion-macularMuchas personas desconocen la importancia de cuidar adecuadamente su vista a partir de los cincuenta años. Hacerlo es fundamental, entre otras cosas, porque la retina se deteriora con el paso del tiempo. Este hecho puede dar lugar a la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), una enfermedad ocular degenerativa que afecta a la mácula, el área central de la retina. Se trata de una parte muy importante del ojo, ya que la mácula es la responsable de la visión central directa, necesaria para actividades de la vida diaria como leer, identificar las caras de las personas, ver la hora, conducir, coser o marcar un numero de teléfono.

 

La retina y la mácula

Si comparáramos el ojo con una cámara de fotos, la retina sería la película. La retina es una capa de células fotosensibles capaces de captar las imágenes enfocadas por el cristalino, convertirlas en impulsos nerviosos y transmitirlas directamente al cerebro, que es capaz de descifrar la imagen. Así se hace posible el milagro de ver.

En el centro de la retina se encuentra, como hemos dicho, la mácula, un conjunto de células responsables de dar nitidez, definición, brillo y la gama de color a las imágenes captadas por el ojo.

 

Síntomas más frecuentes

Los síntomas más frecuentes de la DMAE son: visión borrosa, percepción ondulada de líneas rectas, punto negro en el campo visual y sensación de falta de luz. Si no se tratan, estos síntomas pueden progresar rápidamente y provocar una pérdida de visión que afecte a la capacidad para realizar la mayoría de actividades cotidianas.

 

Diagnóstico y detección precoz

El diagnóstico es muy importante y se consigue mediante revisiones periódicas de fondo de ojo. La detección precoz es un factor clave en el abordaje de esta enfermedad, dado que cuanto antes se diagnostique, más eficaz será el tratamiento que pueda aplicarse. Por ello es vital consultar al oftalmólogo en cuanto se revelen los primos síntomas, así como acudir a éste de forma periódica para poder detectar a tiempo cualquier anomalía.

 

Consejos desde la rebotica

El tratamiento preventivo consiste en aportar un complemento nutricional a base de luteína, DHA, vitaminas y minerales, todos ellos elementos de gran potencia antioxidante. Consulte a su farmacéutico. También recomendamos recurrir a la rejilla de Amsler, una de las pruebas que permiten detectar los primeros síntomas de sospecha de la enfermedad. En su farmacia puede realizarse esta sencilla prueba y comprobar así el buen estado de la mácula de su retina.

Cuide su vista, cuide su salud.

Consejos

El día siguiente a la “píldora del día d…

El día siguiente a la “píldora del día después”

  El día siguiente a la “píldora del día...

Read more

Log in

create an account